Cascabeles para gatos, ¿una buena opción?